La Compra o Venta de un negocio

El incremento de la población hispana en el centro de la Florida ha creado un aumento significativo de empresarios hispanos.  Muchos inician su vida empresarial comprando un negocio existente con dinero que con mucho sacrificio han ahorrado.  Otros concluyen su vida empresarial vendiendo su negocio que han logrado establecer y levantar con gran esfuerzo. Lamentablemente, existen individuos de pocos escrúpulos que se dedican a engañar a compradores y/o vendedores  potenciales, privándolos del dinero producto de gran esfuerzo y el sudor de sus frentes.  Algunas de dichas empresas se dedican a servir de intermediarios entre personas, o entidades, interesadas en vender su negocio y compradores potenciales.  De lograrse la transacción, el intermediario, o corredor, cobra una comisión del vendedor.

Quiero estar claro que no pretendo desacreditar  todas las empresas que se dedican a servir de intermediarios o corredores.  Sin embargo, he encontrado muchas que utilizan prácticas engañosas que solo persiguen que se cierre la transacción,  independientemente de que  las partes contratantes sean perjudicadas.   Es decir, la prioridad de alguno de estos  corredores es cobrar su comisión y no proteger los derechos de las partes contratantes.   Por tanto, si está considerando comprar, o vender un negocio existente, ya sea mediante un corredor, o directamente con el dueño, es de vital importancia que usted tome las medidas necesarias para proteger sus intereses.

He representado a muchos individuos, y entidades, que optaron por no solicitar  asesoramiento durante la transacción y cuando, al fín,  decidieron buscar ayuda, era muy tarde ya que el  daño era irreversible.   En otros casos, se pudo recuperar algo de lo perdido, pero no todo el dinero invertido.  Lo verdaderamente lamentable es que, en el 99.9 % de los casos, dichas  pérdidas son evitables.  Es una realidad innegable que la compra o venta de un negocio es una transacción compleja que requiere que se realizen ciertas investigaciones y un análisis jurídico.  El que diga lo contrario, falta a la verdad. 

Primeramente,  hay que decidir como  estructurar la transacción, ya que existen riesgos enormes si la estructuración es incorrecta.  Es necesario analizar documentos financieros para estar seguro que la representaciones hechas por las partes contratantes son verídicas.  El contrato de compra y venta debe incluir términos que le confieren remedios efectivos que protegen a  las partes en la eventualidad de un incumplimiento.  Es un error garrafal tratar de utilizar los llamado contratos modelos que se encuentran en el Internet.  El mundo comercial es dinámico, como lo es el derecho.  Los tribunales establecen nuevos precedentes judiciales a diario, por lo que los términos  en un contrato modelo pueden ser inaplicable a una transación en particular.

Todos debemos celebrar el hecho de que cada día mas integrantes de nuestro pueblo están persiguiendo el famoso sueño americano, adquiriendo empresas.   Debemos estar claros, sin embargo, que sin asesoramiento adequado, aquellos que buscan la prosperidad, pueden ser víctimas de personas o entidades inescrupulosas. Según acudimos al médico para proteger nuestra salud, debemos acudir a un profesional que protega nuestros derechos.   Con paciencia, diligencia, y disciplina, muchos lograran los frutos del sueño americano.  Sin embargo, no les quede la menor duda que la falta de asesoramiento oportuno podría convertir dicho sueño en una pesadilla.

 

Luis A. González
Abogado y Mediador
L. A. González Law Offices, P.A

(407) 649 - 8389
laglaw@cfl.rr.com