Contratos que prohíben competencia

A pesar de que vivimos en una sociedad capitalista que favorece la competencia, limitaciones contractuales entre competidores son una realidad jurídica en el Estado de Florida.  El concenso en nuestra nación es que la competencia estimula la producción de productos y servicios de calidad, lo cual resulta en un beneficio para el consumidor.

Por otro lado, nuestra legislatura reconoció, a su vez, la necesidad de permitir la exigibilidad de términos contractuales que prohiben competencia entre partes privadas.  La legislatura trató de establecer un balance entre el derecho del individuo a ganarse el pan de cada día mediante el trabajo de su predilección y el derecho del empresario a proteger sus secretos empresariales e información confidencial.  En el año 1996, la Legislatura de Florida aprobó la Sección 542.335 codificando dicho balance de intereses.

Debido a que la legislación es un tanto complicada, solo puedo ofrecer una idea general de dicho cuadro legislativo.  Es importante, sin embargo, que todo comerciante sepa que éste mecanismo está a su disposición para proteger su propiedad intelectual y secretos empresariales.  De igual manera, todo trabajador debe estar conciente que, bajo ciertas circumstancias, su patrono anterior le puede limitar su derecho a trabajar en el oficio de su selección.

La ley reconoce que todo empresario acumula cierta información confidencial en sus actividades comerciales que le confieren una ventaja competitiva en el mercado.  Reconoce, a su vez, que dicho empresario tiene derecho a proteger dicha información por la vía judicíal.  Siempre y cuando exista un acuerdo escrito entre patrono y el empleado prohibiendo competencia en una área geográfica específica y/o por un tiempo razonable, el Tribunal puede ordenarle al empleado que renuncie al empleo que compete con su patrono anterior. 

Se utiliza éste tipo de convenio, a su vez, en los casos de ventas de negocios existentes, ya que sirven para proteger al comprador de una competencia desleal por parte del vendedor de dicho negocio.  El comprador de un negocio existente que no exige una clausa de no-competencia en el contrato de compra y venta se expone a sufrir pérdidas económicas significativas.

Aunque la intención legislativa es evitar la competencia injusta, mucho jueces han optado por implementar los términos específicos del acuerdo laboral a pesar de las pérdidas económicas sufridas por el empleado obligado a renunciar a su empleo.  He litigado múltiples casos de ésta naturaleza y soy un firme creyente en que un acuerdo bien redactado puede lograr el balance justo que pretenden los legisladores.  Por tanto, es recomendable que cualquier parte que esté contemplando otorgar un acuerdo de no-competencia debe consultar con un profesional ducho en la materia.

Luis A. González
Abogado y Mediador
L. A. González Law Offices, P.A

(407) 649 - 8389
laglaw@cfl.rr.com