Hipotecas al inversa (Reverse Mortgages)

En estos tiempos de crisis económica muchos están en busca de mecanismos para generar o suplementar sus ingresos.  Uno de los mecanismos mas utilizados es  la hipoteca al inversa, conocido en inglés como “Reverse Mortgages.”  A diferencia del préstamo hipotecario normal, en que el deudor realiza pagos mensuales al banco, en las hipotecas al inversa, el dueño de la propiedad recibe dinero del banco.  La suma recibida no tiene que ser devuelta hasta que usted venda su casa, muera o la casa deje de constituir su residencia principal. Esencialmente, el banco le extiende crédito utilizando el valor de su residencia. El dinero recibido es generalmente libre de contribuciones.

Primeramente, el solicitante tiene que tener la edad mínima de 62 años.  Existen tres tipos de hipotecas al inversa.  La uni-propósito (“single purpose reverse mortgage”) que se ofrece por algunos estados, gobiernos locales y organizaciones sin fines de lucro; la hipoteca garantizada por el gobierno de los Estados Unidos (Home Equity Conversion Mortgages”) y la hipoteca propietaria (“Proprietary Reverse Mortgages”)   La hipoteca uni-propósito es la opción menos costosa pero no esta disponible en todos lugares y solo puede ser utilizadas para un proposito en particular. Por ejemplo,  el único propósito puede ser reparación o mejoras en su hogar.  La mayoría de los dueños de hogar con ingresos bajos o moderados calificarían para este tipo de hipoteca.

La hipoteca garantizada por el gobierno de los Estados Unidos usualmente es mas costosa ya que usualmente requiere un cargo significativo por adelantado. Usualmente no exige que el solicitante cumpla con requisitos de ingreso mínimo y puede ser utilizadas para cualquier proposito.  Antes de solicitar este tipo de hipoteca, el solicitante tiene que reunirse con un consejero independiente, que haya sido aprobado por la agencia gubernamental correspondiente.  Se  requiere que el  consejero le explique al solicitante el costo del instrumento, las consecuencias financieras y la alternativas a su disposición. El consejero debe poder explicarle los pros y contras de las diversas alternativas disponibles.

Generalmente las instituciones financieras cobran cargos de originación, por  seguro de hipotecas y gastos de cierre  por el procesamiento  del préstamo.  Estos cargos usualmente son fijados por la institución.  Los cargos cobrados por los instrumentos garantizados por el gobierno de los Estados Unidos son fijados por ley.   Debido a que el solicitante retiene el título sobre la propiedad, retiene, a su vez, la obligaciones de pagar las contribuciones sobre la propiedad, el seguro, gastos de mantenimiento y todos los otros gastos relacionados con el mantenimiento del inmueble.  En la mayoría de las hipotecas al inversa, el solicitante tiene el derecho a cancelar el acuerdo dentro de tres (3) días de haberse otorgado el acuerdo.

Es sumamente importante que antes de optar por una hipoteca al inversa debe considerar todas sus opciones.  Es posible que usted cualifique para una alternativa menos costosa, y por ende, debe explorar todas las opciones a su disposición.  Lamentablemente, el fraude es una práctica muy común en el mundo de las hipotecas al inversa.  Por tanto, recomiendo que consulte con un profesional ducho en la materia antes de comprometerse por escrito con una de las alternativas disponibles.  Si sospecha fraude, acuda a las autoridades federales de inmediato.   No sea víctima del desconocimiento.       

Luis A. González
Abogado y Mediador
L. A. González Law Offices, P.A

(407) 649 - 8389
laglaw@cfl.rr.com