Plan de alivio hipotecario del Presidente Obama

Reconociendo la severidad del problema de ejecuciones hipotecarias residenciales (foreclosure), la administración del Presidente Obama ha diseñado un programa para brindarle alivio hipotecario a aproximadamente 9 millones de familias del país.  El plan será implementado utilizando parte de los fondos aprobados por el congreso para estimular la economía.  La intención de dicho esfuerzo es ofrecerle la opción a deudores hipotecarios a reestructurar, refinanciar o modificar sus hipotecas existentes.  Debido a que el programa es un tanto complejo, trataré de resumir y simplificar  las opciones que les ofrece a aquellas persona contemplando solicitar este remedio.

El plan está compuesto de cuatro elementos básicos.  Primeramente, se le permitirá a las entidades cuasi-públicas, “Fannie Mae” y “Freddie Mac” a re-financiar préstamos hipotecarios cuando el balance de la hipoteca excede el valor de la propiedad.   Esta práctica estaba prohibida y se estima que este cambio le reducirá el pago hipotecario mensual a aproximadamente 5 millones de propietarios.   La segunda parte crea incentivos para los bancos que estén dispuestos a modificar aquellos préstamos problemáticos o en proceso de ejecución judicial (foreclosure).  Si el banco se compromete a reducir el interés hipotecario a un nivel consistente con la capacidad de pago del deudor, el gobierno le pagará la diferencia entre el pago anterior y el modificado. 

Las instituciones participantes tendrán que reducir los pagos hipotecarios mensuales a una suma que no exceda el 31% de los ingresos de deudor hipotecario. Se estima que aproximadamente cuatro millones de deudores serán beneficiados.  En adición, el gobierno hará un esfuerzo concienzudo por mantener los intereses hipotecarios a niveles bajos con el fin de beneficiar a millones de familias de clase media que interesan solicitar nuevos prestamos hipotecarios.  Esto se hará adquiriendo las inversiones de “Freddie Mac” y “Fannie Mae” respaldadas por hipotecas con los 200 mil millones de dolares presupuestados para este fin.  Se está contemplando, a su vez, enmendar los estatutos federales de la Ley de Bancarrota, confiriendole autoridad a los jueces para modificar los términos de prestamos hipotecarios con la intención de lograr la rehabilitación económica de los deudores hipotecarios.    

Quiero enfatizar que es sumamente importante que cualquier persona que interese acogerse a este programa, actúe de inmediato.  Aunque se estima que el presupuesto disponible  beneficiará a 9 millones de familias,  se estima, a su vez, que 27 millones de familias necesitan alivio hipotecario.   Por último, deseo advertirles que el proceso de tramitar  estos beneficios es complejo y requiere conocimiento especializado.  El proceso de ejecución de hipoteca es de naturaleza  judicial por lo que requiere la intervención de un abogado.  Cualquier persona que  proponga brindarle representación o asesoramiento profesional en el proceso de ejecución de hipoteca, sin tener licencia de abogado, incurre en conducta criminal.

Aunque la Constitución le confiere el derecho a toda persona a representarse a si mismo en un proceso judicial,  ello no es recomendable.  Recuerde que los bancos siempre están representados por abogados por lo que el demandado que pretenda representarse a si mismo, estará en una gran desventaja.   De hecho, aun cuando abogados son demandados, casi siempre optan por contratar a un colega que los represente ya que la experiencia nos ha enseñado qué “el abogado que se representa a si mismo, esta representando a un idiota”.      

Luis A. González
Abogado y Mediador
L. A. González Law Offices, P.A

(407) 649 - 8389
laglaw@cfl.rr.com